lunes, 29 de febrero de 2016


Creí que dormías pero no, 
sólo acariciabas el silencio; 
aquellos hermosos ojos claros 
seguían cerrados...

domingo, 28 de febrero de 2016

EL BESO EN EL TERCER OJO

El sexto Chakra del Tercer Ojo, o también llamado Ajna, está situado entre las dos cejas, en la hendidura de la frente; asociado con la glándula pineal y pituitaria, con los ojos, el cerebro, con los colores índigo y púrpura; representando la percepción, la intuición y el conocimiento.
Durante años, el tercer ojo fue incluido en el terreno de lo mítico, pero en la actualidad la ciencia cree haber establecido una conexión entre él y la glándula pineal y pituitaria.
Tus dos ojos te dan dimensión en el mundo normal; el tercer ojo te da la visión, la profundidad y la dimensión de los mundos sutiles.
Su función es ver lo invisible y conocer lo desconocido.
Es el centro de la intuición y de nuestra conexión directa con la fuente infinita de sabiduría.
EL BESO EN EL TERCER OJO, es una experiencia maravillosa y unifica a los seres que lo practican.
Puede practicarse con la pareja, con los hermanos, los hijos o hijas y con los amigos.
Nos despierta sentimientos muy profundos y sanadores, es un método para curar viejas dolencias espirituales.
La forma de practicarlo es tomando las manos de la persona que vas a besar en el entrecejo, viéndole a los ojos y mandándole bendiciones con la mirada, y luego de unos segundos tomar su cabeza con las dos manos, sobre las orejas y depositar el beso en el entrecejo, al besar cierra tus ojos y piensa en un triángulo con sus tres lados iguales, en el ángulo superior está Dios, y en los dos inferiores las dos personas que interactúan en esta bella demostración de amor.
Con esto se unen las dos almas con el alma del Creador y se experimentan sensaciones de Amor, de Paz, de Armonía, de Bienestar y Seguridad. Pruébalo.
Dar un beso en el entrecejo es una experiencia gratificante; al practicarlo con Amor ayudas a activar la Glándula Pineal y Pituitaria, con esto se unen las dos almas con el Alma del Creador, dándole a la persona un sentimiento de Amor, de Paz, de Armonía, Bienestar y Seguridad.
Fuente: “METAFÍSICA PARA EL ALMA” 

viernes, 26 de febrero de 2016









Shambhala, un reino mítico escondido tras el Himalaya

En varias tradiciones religiosas, Shambhala es un reino mítico escondido en algún lugar más allá de las montañas nevadas del Himalaya.

La localización de Shambhala y su naturaleza son objeto de disputa. Mientras algunas tradiciones afirman que existe realmente, otros afirman que es un lugar intangible al que sólo se puede llegar a través de la mente.
Existe una localidad llamada Śambhala entre el río Ganges y el río Rathaprā.
Otros identifican la Shambhala mítica con la localidad llamada Sambhal (en Moradabad, es una ciudad y una corporación municipal en el distrito de Moradabad, en el Estado de Uttar Pradesh. Se encuentra a 167 kilómetros de la capital del país, Nueva Delhi, a orillas del río Ramganga).
En el Skanda-purana hay un texto que se llama Śambhala-grāma māhātmya (‘alabanza a la aldea Shambala’).

Shambhala en el budismo

Se dice que cuando el mundo entre en una era de guerra y odio, y todo esté perdido, el rey de Shambala saldrá de su ciudad secreta con un gran ejército para eliminar el odio y comenzar una nueva era dorada.
Según otros budistas, en Shambala habrá 32 reyes, que reinarán cada uno durante 100 años. Durante el reinado de Rudra Chakrin, el 32.º rey de Shambala, los seres humanos (que ya no creerán en la religión hinduista) atacarán Shambala con una armada enorme, equipada con armas terribles. En la última gran batalla, el rey Rudra Chakrin destruirá él solo a toda la humanidad perversa.
Esta leyenda se parece al mito hindú del dios Kalki.
Según Mipham (escritor tibetano, 1846-1912) en su Gran comentario sobre el kalachakra, el reino de Shambala se encontraría al norte del río Sita y estaría dividido por 8 cadenas de montañas. El palacio y la ciudad de Kalapa de sus gobernantes estaría edificado en la cumbre de una montaña circular llamada Kailasa (conocido monte de Tíbet), en el centro del país.3
El primer rey de Shambala se llamaba Suchandra y decía ser una emanación de Vajrapani. Existe una leyenda (que podría ser real) de que habría vivido en la época de Buda. En el día de la luna llena del tercer mes, en la estepa de Dhanyakataka, en el sur de la India, antes de una reunión de innumerables bodhisattvas, dakas, dakinis, dioses, magos e iakshas (duendes), Buda enseñó la doctrina kalachakra a pedido del rey Suchandra. Cuando volvió a Kalapa, el rey Suchandra construyó un mandala tridimensional de kalachakra.
El actual Dalái Lama también cree en la existencia de Shambala:
Aunque los que tienen una afiliación especial pueden realmente ir allí mediante su conexión kármica, sin embargo, [Shambala] no es un lugar físico que podamos encontrar en la realidad. Sólo puedo decir que es una tierra pura, una tierra pura dentro del ámbito humano. Y a menos que uno tenga el mérito y la asociación kármica real, uno no puede realmente llegar allí.

Shambhala en el hinduismo


 En el Bhagavata-purana (siglo X d. C.) dice que el sabio Śukadeva Goswāmī (de 16 años, hijo del sabio Viāsa) le predice al rey Mahārāsh Parīkshit (nieto del fallecido héroe Áryuna) acerca del nacimiento del último avatar de Vishnú, el terrible guerrero Kalki, al final de la era de Kali (dentro de 427 000 años). El texto del Canto 12 (capítulo 2, versos 18 a 38) dice:
 En la aldea Śambhala, en el hogar de Vishnú Iaśā [‘fama de Visnú’] (principal brāhmana y gran alma), Kalkiaparecerá.  Viajando rápidamente, montando en su caballo llamado Devadatta, el Señor del universo con su espada destruirá a los infieles, dotado con las cualidades de sus ocho opulencias [riqueza, fuerza, fama, inteligencia, belleza y renunciación]
 Recorriendo velozmente la Tierra, a decenas de millones de ladrones (con aspecto de reyes) matará. Devāpi, el hermano de Śāntanu, y Maru, nacido en la dinastía de Ikshwāku, en el pueblo de Kalāpa ambos están viviendo, dotados de grandes poderes del yoga.Ellos dos volverán aquí al final de kali iugá, instruidos por Vāsudeva [Krishná]. Promulgarán la religión tal como había sido, con el sistema de castas (varna) y etapas de la vida (áshram)

Shambhala en el esoterismo


Para los esoteristas, Shambala es el sancta sanctórum (la morada del Altísimo), el lugar donde la Voluntad de Dios es conocida. El maestro tibetano Djwhal Khul, narra como el primer puesto de avanzada para la Fraternidad de Shamballa fue el templo original de Íbez (situado en el centro de Suramérica), y una de sus ramas, en un periodo muy posterior, se encontraba en las antiguas instituciones mayas y en la adoración fundamental del Sol. Una segunda rama se estableció posteriormente en Asia, y Nicholas Roerich fue un gran seguidor y buscador de Shambala, prueba de ello fueron sus viajes hacia Asia para buscar su ubicación geográfica y sus escritos sobre la misma. A destacar "Shambhalla, la Resplandeciente" (Editorial Nous).

jueves, 25 de febrero de 2016

Alicia en el pais de las maravillas de Lewis Carroll

El Libro:





Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas (Alice's Adventures in Wonderland), a menudo abreviado como Alicia en el país de las maravillas, es una obra de literatura creada por el matemático y escritor británico Charles Lutwidge Dodgson, más conocido bajo el seudónimo de Lewis Carroll. El cuento está lleno de alusiones satíricas a los amigos de Dodgson, la educación inglesa y temas políticos de la época. El País de las Maravillas que se describe en la historia es creado básicamente a través de juegos con la lógica, de una forma tan especial que la obra ha llegado a tener popularidad en los más variados ambientes, desde niños o matemáticos hasta psiconautas.



En esta obra aparecen algunos de los personajes más famosos de Carroll, como el Conejo Blanco, El Sombrerero, la Oruga azul, el Gato de Cheshire o la Reina de Corazones; quienes han cobrado importancia suficiente para ser reconocidos fuera del mundo de Alicia.



Sólo se conservan 23 copias de la primera edición de 1865, de las cuales 17 pertenecen a distintas bibliotecas, y las restantes están en manos privadas. El libro tiene una segunda parte, menos conocida, llamada A través del espejo y lo que Alicia encontró allí (Through the looking-glass, and what Alice found there, de 1871). Varias adaptaciones cinematográficas combinan elementos de ambos libros.


La obra ha sido traducida a numerosos idiomas, incluido el esperanto. En 1998, un ejemplar de la primera edición del libro se vendió en subasta por la suma de 1,5 millones de dólares, y se convirtió así en el libro para niños más caro hasta ese momento.




miércoles, 24 de febrero de 2016

U Bein, el puente de teca más largo del mundo en Amarapura, Myanmar

Un largo puente de madera que se adentra en un gran lago durante una puesta de sol. Pues bien, este puente se llama U Bein y se encuentra en Amarapura, cerca de Mandalay enMyanmar, la antigua Birmania.
Se trata de un puente construido en teca aproximadamente en el año 1850 cuya longitud de 1,2 kilómetros lo ha situado como el más largo del mundo de su tipo. En la actualidad sigue usándose por la población local para cruzar el lago, y en los últimos años, se ha convertido en uno de los lugares que más viajeros visitan del país.
La ciudad en la que se encuentra, Amarapura, es una de las antiguas capitales de Birmana. De hecho lo fue durante dos períodos hasta que en 1859 se trasladaría el centro de poder a la cercana Mandalay. Por ello, es un lugar histórico que sin duda, merece una visita.
Llegar hasta Amarapura desde Mandalay (en la actualidad,Amarapura está dentro del distrito administrativo de Mandalay) es muy fácil: existen varias pick-up colectivas que hacen el recorrido desde los puntos más céntricos de Mandalay por 300 kyats. Otra opción es la del taxi, que por tres o cuatro veces más os llevarán allí directamente. Muchos viajeros alquilan una moto para recorrer Amarapura y otras antiguas capitales a su aire durante una jornada 

Dylan Thomas

La luz irrumpe donde ningún sol brilla;
donde no se alza mar alguno, las aguas del corazón
impulsan sus mareas.

Dylan Thomas

lunes, 22 de febrero de 2016

Ernesto Sábato


“No hay otra manera de alcanzar la eternidad que ahondando en el instante, ni otra forma de llegar a la universalidad que a través de la propia circunstancia: el hoy y aquí.”
Ernesto Sábato LA RESISTENCIA (Seix Barral, B.A. 2000)
¿Quién es Ernesto Sábato? Me preguntó un joven hace algunos días y la respuesta brotó instantánea: ¡El que escribió EL TUNEL! Efectivamente Sábato es el escritor de la famosa novela EL TUNEL. Una novela que casi todos hemos leído en nuestra época de secundarios. Un libro excepcional escrito con una intensidad tal que da la impresión de ser un cuento. Pero Sábato no sólo es el autor de la trilogía: EL TUNEL, SOBRE HEROES Y TUMBAS, o ABADDON EL EXTERMINADOR. Es el ensayista que leímos en nuestra época de universitario, que revela su relación con la ciencia y la filosofía en UNO y EL UNIVERSO. El que plantea la lucha con la idea del progreso y la deshumanización del hombre en HOMBRES Y ENGRANAJES y más tarde en HETERODOXIA. Y es el que cuenta del oficio de escribir en EL ESCRITOR Y SUS FANTASMAS. Y es también el pintor.
Pero el escritor también es un ejemplo de autoridad moral. Nació en Rojas, provincia de Buenos Aires, en 1911. A los 89 años, Sábato no es sólo un hombre cuyas obras recorren el mundo en millones de ejemplares traducidos a 28 idiomas sino uno de los personajes más buscados cuando es necesaria una opinión "calificada" sobre algún asunto ético. Presidió la Comisión Nacional Sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) durante el gobierno militar en la Argentina (1976-1983) y produjo el famoso informe NUNCA MAS, puede poner en tela de juicio al presidente del país, a las iglesias, a las Fuerzas Armadas, la ciencia, las corporaciones empresariales, pero siempre encuentra el apoyo de la opinión pública. Reflejo de su autoridad es su vida austera y el auditorio masivo que convoca cada vez que repite por televisión sus viejas ideas sobre el corazón del hombre y la ausencia del progreso.
A lo largo de su vida, Ernesto Sábato fue militante del marxismo y representó a la Federación Juvenil Argentina en un congreso del partido comunista, en Bruselas; estudió filosofía en la Universidad de La Plata y como físico estudió radiación nuclear en el Laboratorio Curie de París, en la década de los años 40 abandonó la ciencia "por temor a su futura utilización".
En la actividad literaria se convirtió en una de las máximas figuras de la literatura hispanoamericana, en 1984 ganó el premio Cervantes, en 1989 el premio Jerusalem y en 1997 el premio Menéndez Pelayo.
Sábato dice que abandonó el marxismo porque dejó de creer "En cualquier idea que repugne a los problemas sobrenaturales", y decidió afiliarse a la causa del hombre real, de la justicia social y de la dignidad humana. Se declara "un anarquista cristiano", y agrega: --Yo empecé a luchar por la justicia social a los 16 años en el colegio y nunca he dejado de hacerlo. Creo que es un deber. No me gusta que los chiquititos se mueran de hambre. Eso me ha llevado muchas veces a cuestionar incluso la existencia de Dios, a pesar de que me considero un espíritu religioso, aunque anárquico. Como también lo era Cristo. Cristo insultaba a los fariseos y andaba con los pobres, con prostitutas... Ese es el verdadero Cristo. Lo demás son cuentos.-- También hace un ejercicio de autodefinición: --¡Yo soy un anarquista! Un anarquista en el sentido mejor de la palabra. La gente cree que anarquista es el que pone bombas, pero anarquistas han sido los grandes espíritus como, por ejemplo León Tolstoi.--  (Entrevista en el diario El Tiempo, Bogotá, 22 de junio de 1997).
En su penúltimo libro ANTES DEL FIN, Memorias, (Seix Barral, 1999, 214 páginas), se destaca el hombre triste, melancólico que piensa en Matilde, su esposa fallecida y solloza. Que se ve a sí mismo inclinado hacia la tierra encorvado, cansado. Es el hombre que tiene pequeños momentos de dicha cuando su gatita se recuesta en sus rodillas o cuando despierta con el trinar de los pájaros al amanecer.
De sus épocas de adolescente recuerda su vinculación con grupos anarquistas y comunistas. Recuerda manifestaciones de obreros y estudiantes cobijados por banderas rojinegras. Recuerda que la revolución Rusa tenía aún el resplandor romántico y que los compañeros comunistas terminaron por convencerle (aunque luego haya manifestado que no compartió los criterios de los "comunistas de salón" y que "el anarquismo fue más fuerte en su interior")... Recuerda que huyo de casa y que era, a los 19 años, una especie de delincuente que luchaba en la clandestinidad contra la dictadura del general Uriburu. Esa militancia le llevó a participar en diversos congresos comunistas dentro y fuera de Argentina.
Más tarde cuando terminó su doctorado en Ciencias Físico-matemáticas, el profesor Houssay, premio Nobel de Medicina, le concedió una beca que anualmente otorgaba la Asociación para el Progreso de las Ciencias, y se fue a trabajar al Laboratorio Curie, en París: "durante ese tiempo de antagonismos, por la mañana me sepultaba entre electrómetros y probetas y anochecía en los bares, con los delirantes surrealistas. En el Dome y en el Deux Magots, alcoholizados con aquellos heraldos del caos y la desmesura, pasábamos horas elaborando cadáveres exquisitos".
Un cuartucho en París, Matilde y su pequeño hijo, la ciencia y el trabajo con la propia Irene Curie... "Muchos, con perplejidad, me han preguntado cómo es posible que habiendo hecho el doctorado en ciencias físico-matemáticas, me haya ocupado luego de cosas tan dispares como las novelas con ficciones demenciales como el Informe sobre Ciegos, y finalmente, esos cuadros terribles que me surgen del inconsciente". Sábato no sabe contestar a esa pregunta. Trabajar en el Laboratorio Curie era una de las grandes metas a la que podía aspirar un físico. Y después de llegar a una meta, solo queda el vacío. Abandonó la ciencia a principios de la década de los cuarenta. El mundo de los teoremas quedó ahí, trunco, en plena crisis espiritual.

Entonces tomó otro camino, el del arte. Empezó a escribir en la revista Sur, en Teseo, a leer a Huxley, Faulkner, Michaux, a los clásicos, a Camus (con quién hizo amistad), Green, Thomas Mann. Brevemente habla de sus libros, de su oficio como escritor, de sus pinturas.
En la segunda parte del libro, Ernesto Sábato deja a un lado los recuerdos para escribir sus anotaciones, la reciente película que vio, el recorte de una noticia curiosa de un diario, las cifras de la pobreza en el mundo, la mujer sin patria, la preocupación de la guerra de Bosnia, el drama de los Sin Tierra en el Brasil, la crisis en todas partes, sus conversaciones con Cioran sobre estos temas trascendentales... "el mundo marchando hacia la desintegración, mientras la vida nos observa con los ojos abiertos, hambrientos de tanta humanidad".
La muerte de su hijo lo derrumbó. Sábato se define, al final del libro, como un tipo embriagado de dolor y entre ruinas. Un tipo que, en la soledad de su estudio escucha el quinteto de Schumann para cuerdas y piano en un atardecer de 1998. Tanta nostalgia le hace caminar un rato, hasta el Parque Lezama de Buenos Aires. Se sienta en un banco de la plaza. Se dice un náufrago. Se confiesa propenso al pesimismo y a la depresión. De repente, el abrazo de un niño lustrabotas es como un pacto de derrotados, pero que llama a la esperanza.
En su último libro: LA RESISTENCIA (Seix Barral, 2000, 148 páginas) Sábato plantea que en este tiempo de globalización hay necesidad de establecer las bases de alguna resistencia que permita el equilibrio en el nuevo orden que se viene encima. De lo contrario el hombre sucumbirá ante cada avance, y seguramente moriremos en red, solitarios frente a una máquina que se esmera en reproducir la vida en la pantalla. Ernesto Sábato lo sabe muy bien y lo dice con la humildad y claridad que sólo los años otorgan a los hombres. En LA RESISTENCIA, Sábato se esmera en hacer una radiografía sentida de los tiempos actuales, con nostalgia de cuando una conversación en un café valía más que un televisor encendido para acaparar la atención y evitar, en última instancia, que las miradas se crucen y se reconozcan lo que de seres humanos nos queda.
LA RESISTENCIA es una carta escrita sin vanidad alguna. Y aunque suene a discurso en boca de un predicador barato no hay que olvidar toda la producción anterior de este escritor. Así que estamos hablando de alguien que conoce abismos humanos y sabe describirlos. Estamos hablando de quien se ha dado el lujo de entrar en depresiones profundas para salir airoso con toda la fuerza de la vida atrapada en la mirada. "El mundo nada puede contra un hombre que canta en la miseria", dice Sábato en LA RESISTENCIA. Nada tiene que hacer el desarrollo salvaje frente a este caso de fe. Sábato se refiere a muchos frentes de la vida humana en los momentos actuales pero siempre su mensaje de dirige a no perder de vista lo esencial: "Quienes se quedan con los sueldos de los maestros, quienes roban a las mutuales o se ponen en el bolsillo el dinero de las licitaciones no pueden ser saludados. No debemos ser asesores de la corrupción. No se puede llevar a la televisión a sujetos que han contribuido a la miseria de sus semejantes y tratarlos como señores delante de los niños.
Del Internet, del tiempo libre, de relaciones humanas, de los afanes que mueven el mundo; temas que salen a la luz en LA RESISTENCIA con suavidad de quien habla desde el amor a sus semejantes y no desde la vanidad de un nombre de letras de molde. Sábato está lejos de envanecerse por mirar su nombre en las librerías o en los diarios nacionales. De hecho se despoja de todos sus atributos literarios para que su "carta", como él mismo se refiere a este libro, no empantane entre figuras retóricas o giros inteligentísimos. La RESISTENCIA está escrita para todo el mundo y en lenguaje sencillo y elemental. Para advertirnos como en los siglos XVIII y XIX la dignidad de la especie estuvo cifrada en los adelantos tecnológicos, pero en este siglo que ahora muere, la tecnología se encargo de quitarnos la inocencia. Pese a todo Sábato señala que: "no podemos hablar del hombre como si fuera un ángel, y no debemos hacerlo. Pero tampoco como si fuera una bestia, porque el hombre es capaz de las peores atrocidades, pero también capaz de los más grandes y puros heroísmos".
Para quienes no leyeron nunca a Sábato. ANTES DEL FIN y LA RESISTENCIA es una forma de acercarse a un hombre y una obra quijotesca, a un espíritu combativo. Para aquellos que leímos EL TUNEL con ansiedad, que seguimos en medio de dolorosas reflexiones los párrafos de los ensayos como UNO y EL UNIVERSO, HOMBRES Y ENGRANAJES, HETERODOXIA o EL ESCRITOR Y SUS FANTASMAS, que nos sumergimos en el complejo y terrible mundo de SOBRE HEROES Y TUMBAS, que quedamos asombrados con su novela profética ABADDON EL EXTERMINADOR, donde se vaticinaba el subyugamiento de las fuerzas del Mal y el derrumbe de la civilización contemporánea. Que disfrutamos maravillados de su libro de conversaciones con Carlos Catania, ENTRE LA LETRA Y LA SANGRE o el libro de DIALOGOS con Borges. ANTES DEL FIN y LA RESISTENCIA son dos libros obligatorios y necesarios para el hombre y la mujer de hoy.
Un sábado 30 de abril del 2012 un mes y medio antes de cumplir los 100 años, nos dejó este ilustre escritor, y como adelantándose a ese momento escribió estas palabras en la última página de La Resistencia. “Pero ahora que la muerte está vecina, su cercanía me ha irradiado una comprensión que nunca tuve; en este atardecer de verano, la historia de lo vivido esta delante de mí, como si yaciera en mis manos, y hay horas en que los tiempos que creí malgastados tienen más luz que otros, que pensé sublimes.”

domingo, 21 de febrero de 2016

El Corazón - Jeff Foster



El corazón es un ilimitado espacio 
Siempre hay suficiente espacio 
Para los contenidos de este momento
La más grande alegría 
La más profunda agonía
Pensamientos que no dejan de girar
El corazón es capaz de acogerlos todos
Abrazarlos es lo único que sabe hacer
El espacio es su naturaleza
No requiere del tiempo
No pide nada
Da todo a cambio
Es el hogar
Para todas las partes que te componen
Para todas las piezas abandonadas
De 'tu' rompecabezas
Recordar el corazón
Reconocer su presencia
Honrar su invencibilidad
Saborear su calidez
Como una profunda exhalación
Como una bebida fresca en un caluroso día
Como el cariñoso recuerdo de un ser querido
Sumamente extrañado
Te pusieron un nombre
Antes de que fueras nombrado
Y ese nombre era Amor
Y jamás entenderás
Hasta que dejes de intentarlo
Jeff Foster

Xul Solar (Argentina, 1887 - 1963) la obra de un visionario

Pintor argentino. Hijo de madre italiana y padre alemán, Óscar Agustín Alejandro Schulz Solari adoptó el nombre de Xul Solar para firmar sus trabajos.
Estudió arquitectura en la Facultad de Ingeniería. Al cumplir los veinticinco años viajó a Hong Kong y recorrió algunos países europeos como Inglaterra, Francia e Italia. En Milán conoció a su compatriota, el pintor modernista Emilio Pettoruti, a quien le mostró sus dibujos realizados a partir de 1914. En su viaje a Berlín ya se intuía su contacto con el dadaísmo. También recibió influencia del pintor Paul Klee.
Interesado por la filosofía, las ciencias ocultas y las creencias de las distintas culturas, ya en 1919 sus obras reflejaban esta inquietud espiritual, con la aplicación de colores vivos, formas y símbolos geométricos, figuras sencillas y, a menudo, palabras. Precisamente los signos lingüísticos llamaban poderosamente la atención a este misteriosos personaje. Llegó a dominar diez idiomas e incluso a crear alguno. Al igual que Gras, Xul hizo uso, en sus creaciones, de letras y signos gráficos, e incluso se le atribuye la creación de un lenguaje pictórico denominado “criollismo”.
Pronto sintonizó con un grupo de jóvenes pintores y escritores modernistas, entre los que se encontraban Jorge Luis Borges y Emilio Pettoruti (con el que ya había entablado amistad). El grupo, bautizado con el nombre de "Martín Sierra", inició una línea de oposición al temple conservador de la cultura argentina, cuna de Xul Solar y lugar al que el pintor regresó en 1924, tras numerosos viajes y estancias en Alemania e Italia. Junto a Berni y Spilimbergo, forman parte del surrealismo argentino.
Personaje excéntrico y curioso, Xul Solar poseyó una gran cultura, que exhibía con sencillez y gracia poco común. Asimiló las convenciones estilísticas de la vanguardia europea, pero con un estilo personalísimo que resaltaba por su originalidad y mezcla de estilos. En la década de 1930 a 1940, Xul creó paisajes y diseños arquitectónicos fantásticos que dan fe de sus estudios sobre misticismo, teosofía y astrología.
Expuso individualmente en la Asociación de Amigos del Arte. En el año de su fallecimiento (1963), se organizó una exposición retrospectiva de su obra en el Museo Nacional de Bellas Artes. Sus obras fueron incluidas en numerosas exposiciones colectivas internacionales. En 1989, sus creaciones se exhibieron en la Galería Hayward de Londres.
Así caracteriza Jorge Glusberg la obra de Xul Solar: "Fue Horacio, a fines del siglo I a.C., quien declaró a la pintura el equivalente de la poesía (ut pictura poesis), noción tan rebatida como aceptada, hasta hoy. Sin embargo, en Xul Solar hay un poeta que pinta y un pintor que poetiza, frente a los arcanos del tiempo y el espacio, el hombre y el universo, el alma y el cuerpo, con el afán de develarlos.
Ocho momentos se distinguen en su obra. El primero de ellos, que dura hasta 1917, es todavía figurativo, con reminiscencias del art noveau, según se aprecia en AngelesAnunciación y San Francisco, ejecutados entre 1915 y 1917.
Entierro

A partir de Sol herido (1918), abandona esa especial manera figurativa e inicia sus investigaciones en formas geométricas y humanoides: Troncos (1919),

Otros troncos - 1919
Los cuatro (1921); Barco de Isis y Añoro Patria (ambas de 1922). Los seres y objetos, tratados esquemáticamente, se acompañan de escaleras, flechas, números, letras, palabras, con algunos toques poscubistas (Angel del KarmaHomme das serpentJefe de sierpes y Pareja, 1923; CintasSéxtuple y Una Pareja, 1924).

Angel del Karma, 1923
En este momento, que se extiende hasta 1924, hay incursiones por el regionalismo latinoamericano, pre y poscolombino, como en Nana Watzin (1923); en León y en Casa Colonial (ambas de 1924). El espacio, en las acuarelas de Xul Solar, es mental o imaginario, y lo seguirá siendo a través de sus varias etapas. Pero en ciertas oportunidades, como en Escena (1924), las imágenes, que conservan una orientación figurativa, nos hablan de un mundo de apariencia real (columnas, techumbres, farolas, selvas, un diminuto personaje femenino con vestido largo y capa), pero construido y diseñado por el artista. La búsqueda de gamas sutiles, el asombroso juego de los colores, las refinadas transparencias, la soltura de la composición, se unen para otorgar al conjunto de cada cuadro una riqueza plástica excepcional.
Tlaloc
El tercer período, 1925-30, se caracteriza por el movimiento de los seres y las cosas y la profusión de símbolos: estrellas de David, cruces gamadas budistas, cruces cristianas, banderas, semicírculos, triángulos, cintas, peces, lunas. Se mantiene el esquematismo para las figuras humanas (las cabezas son círculos vacíos, los cuerpos son rectángulos, las extremidades son rectas) y para ciertos episodios naturales. De esta época datan:Ronda y Pupo en el aire (1925); San Danza (1926); Otro dragón (1927) y Manifiesto (1929).
San Danza
La cuarta etapa, 1931-40, ofrece anticipos de las siguientes (País, 1931; País duro en noche clara, 1933), y estribaciones de la anterior (Bosque y Yogui, 1931; la estupenda serie Mestizos de avión y Gente, 1935, con sus hombres-máquinas voladores; y Grafía antigua, 1939).
Bosque y yogui, 1939
En el quinto período, 1941-1946, Xul Solar renuncia al color y trabaja en blanco y negro. Las formas, liberadas de todo efecto visual, se definen más y más por su arquitectura: son paisajes, urbanos y campestres, en los cuales el ser humano aparece como tal y también encarnado en ciertos accidentes orográficos: Cavernas de troncos (1944), Casi plantasRocas ya vivas, y Ciudá y abismos (todas de 1946).
Ciudád y abismos, 1946
En la sexta etapa, 1947-50, que en verdad prolonga y afianza la quinta, reincorpora el color. Las obras de entonces, tal vez las más difundidas, son estampas de una geografía inédita: raras montañas ondulantes, terminadas en picos puntiagudos, y en las que se reiteran edificios y caminos; los edificios suponen fortificaciones o templos, y por los caminos ascienden hombres comunes, quizás guerreros o sacerdotes (País lejano y Montes diáfanos con villa, 1948; Kince kioscosSierrasRuinas limpiasTorres en guardia y Montes de nueve torres, 1949, son las más representativas de este ciclo).
Montes de nueve torres, 1949
La séptima fase, 1951-58, está dedicada a los retratos y los proyectos arquitectónicos para el Tigre;
Proyecto Fachada Delta, 1954
y la octava y última, 1959-62, la de sus escrituras pictóricas. En estas acuarelas, los signos y las formas constituyen un alfabeto; en cada obra, compone palabras o frases, para que sean leídas en conocimiento de la clave semántica. Sin embargo, esta clave resulta accesoria frente a las cualidades artísticas: fantasía, originalidad de las imágenes y dominio asombroso del color."
Texto Civico- 1960

Hombre versado en todas las disciplinas, curioso de todos los arcanos, padre de escrituras, de lenguajes, de utopías, de mitologías, huésped de infiernos y cielos, autor panajedrecista y astrólogo, perfecto en la indulgente ironía y la generosa amistad [...]. Sus pinturas son documentos del mundo ultraterreno, del mundo metafísico en que los dioses toman las formas de la imaginación que los sueña.Jorge Luis Borges, 1949
Soy campeón del mundo de un juego que nadie conoce todavía: el panajedrez; soy maestro de una escritura que nadie lee todavía; soy creador de una técnica, de una grafía musical que permitiría que el estudio del piano, por ejemplo, sea posible en la tercera parte del tiempo que hoy lleva estudiarlo. Soy director de un teatro que todavía no funciona. Soy el creador de un idioma universal: la panlengua, sobre las bases numéricas y astrológicas, que contribuirá a que los pueblos se conozcan mejor. Soy creador de doce técnicas pictóricas, algunas de índole surrealista y otras que llevan al lienzo el mundo sensorio, emocional, que produce en el escucha una audición musical. Soy creador de una lengua para la América latina: el neo-criollo con palabras, sílabas, raíces de las dos lenguas dominantes: el castellano y el portugués. Xul Solar, 1951
El Panjuego, etimológicamente significa el juego total, o el juego por esencia y excelencia. Muchas veces, al oír las explicaciones que nos daba Xul en su tentativa de enseñarnos las reglas de aquel juego increíble, me preguntaba yo qué metafísica razón lo había lanzado a su empresa lúdica. Y tuve una respuesta cuando, en el Manava Dharma Sastra leí lo siguiente: “Los períodos de los Manu son innumerables, así como las creaciones y destrucciones del mundo; y el Ser Supremo las renueva como jugando”. Como jugando: vale decir que la Creación Divina es un juego, y que Xul, al crear el suyo, habría imitado al artífice divino, como buen demiurgo que fue. Pero esta primera conclusión mía reclamaba otra: en ese juego de la existencia universal entramos todos como piezas en movimiento, y somos alfiles, peones, caballos o reyes. Cada pieza responde a su destino inalienable, como también lo dice el Manava Dharma Sastra: “El Ser Supremo asignó desde el principio, a cada criatura en particular, un nombre, actos, y una manera de vivir”. Y concluye más adelante: “Cuando el soberano maestro ha destinado a tal o cual ser animado a una ocupación cualquiera, este ser la desempeña por sí mismo todas las veces que vuelve al mundo”. El Panjuego de Xul propone a todos, y amorosamente, su imagen o simulacro de la vida; y cada uno puede jugarlo, como en la vida, según sus propias y determinadas posibilidades: frente al tablero, el astrólogo moverá sus planetas, el matemático sus guarismos, el alquimista sus elementos y el jugador común la tabla cambiante de sus acciones y reacciones. Recuerdo que una vez, refiriéndose a su invención, Xul Solar me dijo: ”Este juego tiene la ventaja de que ninguno pierde y todos ganan al fin”. Y meditando en esa felicidad y esa facilidad que otorgó él a sus jugadores, me digo ahora y le digo al numen venerable de Xul: ”Si tu Panjuego estuviera, como sospecho, en analogía con el jugar divino ¡qué bueno sería comprobar al fin que todos hemos ganado y ninguno perdido en este ajedrez existencial a que fuimos lanzados por el Celeste Jugador!”.-
-----------------------------------------------------------------------------------
Leopoldo Marechal: “Sobre el Panjuego de Xul Solar”



La casa de Xul Solar, ubicada en Laprida 1212, en el Barrio Norte de Buenos Aires, es desde 1993 elmuseo donde se exhibe parte de su obra y contiene documentos, cartas y artefactos construidos por el artista. La Fundación Pan Klub-Museo Xul Solar, creada en 1986 por su esposa Lita , Micaela Cadenas, y por Natalio J. Povarché, marchand de sus obras, ha continuado los planes originales que Xul proyectó a fines de los años 30. 


Fuentes:
www.xulsolar.org.ar
www.biografiasyvidas.com
1999.arqa.com

viernes, 19 de febrero de 2016



Daft punk - Get Lucky - Around the world vs Chic - Good Times (Full Vers...

Sergio Galleguillo - Vuelve Conmigo



Vuelve conmigo


Vuelve conmigo mi amor, no me dejes por favor
porque me muero de pena, si no vuelves. 
Aunque tu pases con el, sabes yo te esperare
porque lo que se ama un día, ya nunca se olvida

Me dijiste que era el tiempo, quien iba a decir
si podíamos volver, a encontrarnos.
Prometimos estar juntos, amor hasta el fin
y no se porque nos fuimos separando.

ESTRIBILLO
Y te fuiste.
Vuelve conmigo mi amor, no me dejes por favor
porque me muero de pena, si no vuelves. 
Aunque tu pases con el, sabes yo te esperare
porque lo que se ama un día, ya nunca se olvida

Aunque quiera no te encuentro, por ningún lugar
pareciera que te fuiste de la tierra.
Pero dicen los que saben, una gran verdad
en la vida, si se busca no se encuentra.

Y te fuiste.
Vuelve conmigo mi amor, no me dejes por favor
porque me muero de pena, si no vuelves. 
Aunque tu pases con el, sabes yo te esperare
porque lo que se ama un día, ya nunca se olvida