miércoles, 27 de julio de 2011

la ranita del terraplén por Mamerto Menapace

, publicado en Madera Verde, Editorial Patria Grande. Vivía nuestra ranita en una ciudad grande. Pero de la ciudad sólo conocía el arrebal donde había nacido; era justamente la parte baja que las lluvias anegaban periódicamente. Por allí las máquinas de la municipalidad casi no venían. Las cunetas estaban siempre llenas de agua; las baldosas de las veredas, al estar sueltas, solían jugar malas pasadas a los que caminaban por ellas; y los zócalo de las casas se descascaraban un poco por todos lados a causa de la humedad. No es que no amara a su barrio. Pero aquellos detalles amargaban a la ranita, que prestaba demasiada atención al ambiente que la rodeaba. Tenía algo de soñadora . Y lo sórdido de las cunetas, zócalos y veredas, terminó por resultarle insoportable. Su descontento tenía algo de contagiosos, y creaba clima a su alrededor. Porque hay que reconocer que su alma de poeta tenía la rara cualidad de comunicarse y transmitir sus sentimientos. Muchas veces había escuchado comentar la hermosura de las grandes ciudades, con calles prolijas, plazas cuidadas y avenidas arboladas. Estas descripciones no hacían más que aumentar su disgusto por todo lo desagradable que veía continuamente a su alrededor. Y como le suele pasar a los soñadores, comenzó a polarizar sus sentimientos. Todo lo desagradable, molesto y prosaico decidió que se había dado cita en su ciudad natal. Mientras que todo lo lindo, lo armonioso y elegante, debía encontrarse en la ciudad ideal que comenzó a imaginarse como existente en algún lugar. Por el bajo de su barrio cruzaba justamente el ferrocarril. Allí las vías circulaban sobre un alto terraplén que, a varios metros de altura, amurallaba el horizonte impidiendo ver todo lo que quedaba del otro lado. Y nuestra ranita decidió, vaya a saber uno por qué, que justamente detrás del terraplén debía estar la ciudad magnífica de la que tanto le habían hablado. Y fue tal su convicción que decidió trepar el terraplén a fin de gozar de la visión de aquella ciudad tan distinta de la suya. El trabajo fue muy arduo. Porque nuestro animalito no tenía experiencia de salto en alto. Sólo conocía el salto en largo. Pero esta de Dios que lo lograría, porque Dios ayuda al que se esfuerza. Y la ranita alentaba su esfuerzo con el enorme deseo que tenía de ver la ciudad de sus sueños. Y finalmente llegó a la cumbre del terraplén. Pero no vio nada. El riel de hierro de una cuarta de altura le cortaba todo el campo visual de izquierda a derecha en kilómetros de distancia. Por más que ensayó nuevos saltos, nada logró ver. Pero no se dio por vencida. Se dio cuenta de que su posición horizontal dejaba sus ojos por debajo del nivel de las vías. Otra cosa sería que optara por la postura vertical. Y con un enorme esfuerzo, finalmente se paró sobre sus patitas y con las manos apoyadas sobre el hierro extendió su visita en lontanza. Lo que vio la dejó admirada. Realmente no lo hubiera esperado. Una hermosísima ciudad se presentó ante sus ojos. Más allá de los barrios bajos se abrían hermosas avenidas, casas de varios pisos, calles rectas y limpias. Las plazas eran una belleza, y el río brillaba más allá enmarcando la ciudad. Embelesada, la ranita se dijo a sí misma: -Verdaderamente, ésta sí que es una ciudad magnífica. La mía no tiene comparación con ésta que estoy viendo. Desde hoy me voy a vivir a la ciudad de calles rectas y de plazas arboladas. Pero en realidad la ranita al ponerse en vertical, no había visto lo que estaba delante suyo, sino lo que había dejado a sus espaldas. Porque las ranas no tienen sus ojos delante de su cara, sino encima de su cabeza. Y al ponerse en vertical, lo que había descubierto era su propia ciudad, la que había dejado tras suyo al subir al terraplén. Sólo que esta vez había tenido la oportunidad de verla desde la altura y en plenitud. Pero era su misma ciudad natal, de la que ahora lograba ver detalles que no conocía. O mejor dicho: antes había conocido de ella sólo ciertos detalles. Justamente los más cercanos y quizá los más prosaicos. Entusiasmada con lo que había descubierto decidió bajar hacia la ciudad nueva. Y en realidad lo que hizo, fue simplemente descender hacia su propia ciudad de siempre. Pero ahora llevaba en los ojos y en el corazón una visión distinta, una visión de plenitud y de armonía totalizadora. Al llegar a las primeras cunetas de la ciudad se reencontró con los mismos detalles prosaicos de siempre: las baldosas sueltas y los zócalos descascarados. Sólo que ahora los veía con ojos distintos, mientras se decía: -¡Bah! Estos son sólo pequeños detalles molestos de una magnífica ciudad. Y desde entonces la ranita comenzó a ser feliz. Y como ella lo transmitía, los demás comenzaron a ser felices a su lado. Lo que es la manera más auténtica de ser felices.

domingo, 24 de julio de 2011

"El Faro" - corto animado

Adele - Rolling In The Deep HD *Lyrics*


Rolling in the Deep
There's a fire starting in my heart
Reaching a fever pitch, and it's bringing me out the dark
Finally, I can see you crystal clear
Go ahead and sell me out, and I'll lay your ship bare
See how I'll leave with every piece of you
Don't underestimate the things that I will do
There's a fire starting in my heart
Reaching a fever pitch, and it's bringing me out the dark
The scars of your love remind me of us
They keep me thinking that we almost had it all
The scars of your love, they leave me breathless
I can't help feeling
We could have had it all
(You're gonna wish you never had met me)
Rolling in the deep
(Tears are gonna fall, rolling in the deep)
You had my heart inside of your hand
(You're gonna wish you never had met me)
And you played it to the beat
(Tears are gonna fall, rolling in the deep)
Baby, I have no story to be told
But I've heard one on you
Now I'm gonna make your head burn
Think of me in the depths of your despair
Make a home down there
As mine sure won't be shared
(You're gonna wish you never had met me)
The scars of your love remind me of us
(Tears are gonna fall, rolling in the deep)
They keep me thinking that we almost had it all
(You're gonna wish you never had met me)
The scars of your love, they leave me breathless
(Tears are gonna fall, rolling in the deep)
I can't help feeling
We could have had it all
(You're gonna wish you never had met me)
Rolling in the deep
(Tears are gonna fall, rolling in the deep)
You had my heart inside of your hand
(You're gonna wish you never had met me)
And you played it to the beat
(Tears are gonna fall, rolling in the deep)
Could have had it all
Rolling in the deep
You had my heart inside of your hand
But you played it with a beating
Throw your soul through every open door
Count your blessings to find what you look for
Turn my sorrow into treasured gold
You'll pay me back in kind and reap just what you sow
(You're gonna wish you never had met me)
We could have had it all
(Tears are gonna fall, rolling in the deep)
We could have had it all
(You're gonna wish you never had met me)
It all, it all, it all
(Tears are gonna fall, rolling in the deep)
We could have had it all
(You're gonna wish you never had met me)
Rolling in the deep
(Tears are gonna fall, rolling in the deep)
You had my heart inside of your hand
(You're gonna wish you never had met me)
And you played it to the beat
(Tears are gonna fall, rolling in the deep)
We could have had it all
(You're gonna wish you never had met me)
Rolling in the deep
(Tears are gonna fall, rolling in the deep)
You had my heart inside of your hand
(You're gonna wish you never had met me)
But you played it
You played it [x2]
You played it to the beat
Compositores: Adele Laurie Blue Adkins / Paul Richard Epworth
Letra de Rolling in the Deep © Sony/ATV Music Publishing LLC

domingo, 10 de julio de 2011

El Hombre de Vitruvio, La Divina Proporción

En su Studio (Real Academia de Venecia), también conocido como El hombre de Vitruvio, Leonardo da Vinci realiza una visión del hombre como centro del Universo al quedar inscrito en un círculo y un cuadrado. El cuadrado es la base de lo clásico: el módulo del cuadrado se emplea en toda la arquitectura clásica, el uso del ángulo de 90º y la simetría son bases grecolatinas de la arquitectura. En él se realiza un estudio anatómico buscando la proporcionalidad del cuerpo humano, el canon clásico o ideal de belleza. Sigue los estudios del arquitecto Vitruvio (Marcus Vitruvius Pollio) arquitecto romano del siglo I a.c. a quien Julio Cesar encarga la construcción de máquinas de guerra. En época de Augusto escribió los diez tomos de su obra De architectura, que trata de la construcción hidráulica, de cuadrantes solares, de mecánica y de sus aplicaciones en arquitectura civil e ingeniería militar. Vitrubio tuvo escasa influencia en su época pero no así en el renacimiento ya que fue el punto de partida de sus intentos y la justificación de sus teorías. Su obra fue publicada en Roma en 1486 realizándose numerosas ediciones como la de Fra Giocondo en 1511, Venecia o la de Cesare Cesarino en 1521, Milán, dedicada a Francisco I. Parece indudable que Leonardo se inspiró en el arquitecto romano. La Proporciones del Hombre de Vitruvio “Vitrubio el arquitecto, dice en su obra sobre arquitectura que la naturaleza distribuye las medidas del cuerpo humano como sigue: que 4 dedos hacen 1 palma, y 4 palmas hacen 1 pie, 6 palmas hacen 1 codo, 4 codos hacen la altura del hombre. Y 4 codos hacen 1 paso, y que 24 palmas hacen un hombre; y estas medidas son las que él usaba en sus edilicios. Si separas la piernas lo suficiente como para que tu altura disminuya 1/14 y estiras y subes los hombros hasta que los dedos estén al nivel del borde superior de tu cabeza, has de saber que el centro geométrico de tus extremidades separadas estará situado en tu ombligo y que el espacio entre las piernas será un triángulo equilátero. La longitud de los brazos extendidos de un hombre es igual a su altura. Desde el nacimiento del pelo hasta la punta de la barbilla es la décima parte de la altura de un hombre; desde la punta de la barbilla a la parte superior de la cabeza es un octavo de su estatura; desde la parte superior del pecho al extremo de su cabeza será un sexto de un hombre. Desde la parte superior del pecho al nacimiento del pelo será la séptima parte del hombre completo. Desde los pezones a la parte de arriba de la cabeza será la cuarta parte del hombre. La anchura mayor de los hombros contiene en sí misma la cuarta parte de un hombre. Desde el codo a la punta de la mano será la quinta parte del hombre; y desde el codo al ángulo de la axila será la octava parte del hombre. La mano completa será la décima parte del hombre; el comienzo de los genitales marca la mitad del hombre. El pie es la séptima parte del hombre. Desde la planta del pie hasta debajo de la rodilla será la cuarta parte del hombre. Desde debajo de la rodilla al comienzo de los genitales será la cuarta parte del hombre. La distancia desde la parte inferior de la barbilla a la nariz y desde el nacimiento del pelo a las cejas es, en cada caso, la misma, y, como la oreja, una tercera parte del rostro». La anterior es la traducción completa del texto que acompaña al Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci. En realidad es una traducción de las palabras de Vitrubio pues el dibujo de Leonardo fue originalmente una ilustración para un libro sobre las obras de Vitrubio. El Hombre de Vitruvio es probablemente una de las imágenes más famosas y reconocibles de Leonardo. (En El Código Da Vinci es también la obra de Da Vinci favorita de Sophie Neveu y es asimismo la postura en la que su abuelo. Jacques Sauniére. colocó su cuerpo antes de morir). Carteles con la imagen del hombre con dos pares de brazos extendidos y dos pares de piernas también extendidas han adornado muchas paredes durante al menos un par de generaciones. Vitruvio fue un escritor, ingeniero y arquitecto romano de finales del siglo 1 a. de C. y principios del siglo 1 de nuestra era. Su único libro existente, De Architectura, contiene diez enormes capítulos enciclopédicos en los cuales trata distintos aspectos de la planificación, ingeniería y arquitectura de la ciudad romana, pero también una sección acerca de las proporciones humanas. Su redescubrimiento y su renovado auge durante el Renacimiento alimentaron el crecimiento del clasicismo durante aquel periodo, e incluso en los posteriores. La composición del Hombre de Vitruvio, tal y como fue ilustrada por Leonardo da Vinci, se basa por entero en el tratado del propio Vitruvio citado anteriormente sobre las dimensiones del cuerpo humano, que ha probado ser en buena parte conecto. El énfasis se pone, al construir la composición, en la racionalización de la geometría, por medio de la aplicación de números enteros pequeños. El hombre de Vitrubio es un claro ejemplo del enfoque globalizador de Leonardo que se desarrolló muy rápidamente durante la segunda mitad de la década de 1480. Trataba de vincular la arquitectura y el cuerpo humano, un aspecto de su interpretación de la naturaleza y del lugar de la humanidad en el "plan global de las cosas". En este dibujo representa las proporciones que podían establecerse en el cuerpo humano (por ejemplo, la proporción áurea). Para Leonardo, el hombre era el modelo del universo y lo más importante era vincular lo que descubría en el interior del cuerpo humano con lo que observaba en la naturaleza. LA DIVINA PROPORCIÓN Durante los últimos siglos, creció el mito de que los antiguos griegos estaban sujetos a una proporción numérica específica, esencial para sus ideales de belleza y geometría. Dicha proporción es conocida con los nombres de razón áurea ó divina proporción. Aunque recientes investigaciones revelan que no hay ninguna prueba que conecte esta proporción con la estética griega, esta sigue manteniendo un cierto atractivo como modelo de belleza. Matemáticamente nace de plantear la siguiente proporcionalidad entre dos segmentos y que dice así: "Buscar dos segmentos tales que el cociente entre el segmento mayor y el menor sea igual al cociente que resulta entre la suma de los dos segmentos y el mayor" Sean los segmentos: A: el mayor y B el menor, entoces planteando la ecuación es: A/B =(A+B)/A Cuando se resuelve se llega a una ecuación de 2do. grado que para obtener la solución hay que aplicar la resolvente cuadrática. El valor numérico de esta razón, que se simboliza normalmente con la letra griega "fi" es:
LA SECCIÓN ÁUREA Los griegos de la antigüedad clásica creían que la proporción conducía a la salud y a la belleza. En su libro Los Elementos (300 a. C.), Euclides demostró la proporción que Platón había denominado «la sección», y que más tarde se conocería como «sección áurea». Ésta constituía la base en la que se fundaba el arte y la arquitectura griegos; el diseño del Partenón de Atenas está basado en esta proporción. En la Edad Media, la sección áurea era considerada de origen divino: se creía que encarnaba la perfección de la creación divina. Los artistas del Renacimiento la empleaban como encarnación de la lógica divina. Jan Vermeer (1632-1675) la usó en Holanda; pero, años después, el interés por ella decreció hasta que, en 1920, Piet Mondrian (1872-1944) estructuró sus pinturas abstractas según las reglas de la sección áurea. También conocido como la Divina Proporción, la Media Áurea o la Proporción Áurea, este ratio se encuentra con sorprendente frecuencia en las estructuras naturales así como en el arte y la arquitectura hechos por el hombre, en los que se considera agradable la proporción entre longitud y anchura de aproximadamente 1,618. Sus extrañas propiedades son la causa de que la Sección Áurea haya sido considerada históricamente como divina en sus composiciones e infinita en sus significados. Los antiguos griegos, por ejemplo, creyeron que el entendimiento de la proporción podría ayudar a acercarse a Dios: Dios «estaba» en el  número.
 Sin duda alguna. es cierto que la armonía se puede expresar mediante cifras, tanto en espacios pictóricos o arquitectónicos, como en el reino de la música o, cómo no, en la naturaleza. La armonía de la Sección Áurea o Divina Proporción se revela de forma natural en muchos lugares. En el cuerpo humano, los ventrículos del corazón recuperan su posición de partida en el punto del ciclo rítmico cardiaco equivalente a la Sección Áurea. El rostro humano incorpora este ratio a sus proporciones. Si se divide el grado de inclinación de una espiral de ADN o de la concha de un molusco por sus respectivos diámetros, se obtiene la Sección Áurea. Y si se mira la forma en que crecen las hojas de la rama de una planta, se puede ver que cada una crece en un ángulo diferente respecto a la de debajo. El ángulo más común entre hojas sucesivas está directamente relacionado con la Sección Áurea.
En arte y la arquitectura también se han usado con extraordinarios resultados las famosas propiedades armoniosas de a Sección Áurea. 1 las dimensiones de la Cámara Real de la Gan Pirámide se basan en la Sección Áurea; el arquitecto Le Corhusier diseño su sistema Modulor basándose en la utilización de la proporción áurea, el pintor Mondrian basó la mayoría de sus obras en la Sección Áurea: Leonardo la incluyó en muchas de sus pinturas y Claude Dehussy se sirvió de sus propiedades en la música. La Sección Áurea también surge en algunos lugares inverosímiles: los televisores de pantalla ancha, las postales, las tarjetas de crédito y las fotografías se ajustan por lo común a sus proporciones. Y se han llevado a cabo muchos experimentos para probar que las proporciones de los rostros de las top models se adecuan más estrechamente a la Sección Áurea que las del resto de la población. lo cual supuestamente explica por qué las encontramos bellas. Luca Pacioli, un amigo de Leonardo da Vinci al que conoció mientras trabajaba en la corte de Ludovico Sforza, duque de Milán, escribió un tratado crucial sobre la Sección Áurea, titulado De divina proportione. En este libro, Pacioli intenta explicar el significado de la Divina Proporción de una forma lógica y científica, aunque lo que él creía era que su esquiva cualidad reflejaba el misterio de Dios. Esta y otras obras de Pacioli parece que influyeron profundamente a Leonardo, y ambos se convirtieron en amigos inquebrantables, trabajando incluso juntos sobre problemas matemáticos. El uso de la Sección Áurea es evidente en las obras principales de Leonardo, quien mostró durante mucho tiempo un gran interés por las matemáticas del arte y de la naturaleza. Como el brillante Pitágoras antes que él, Leonardo hizo un estudio en profundidad de la figura humana, demostrando que todas las partes fundamentales guardaban relación con la Sección Áurea. Se ha dicho que la gran pintura inacabada de Leonardo, San Jerónimo, que muestra al santo con un león a sus pies, fue pintada en un intencionado estilo para asegurarse de que un rectángulo dorado (véase entrada) encajara perfectamente alrededor de la figura central. Dada la afición de Leonardo por la «geometría recreativa», esto parece una suposición razonable También el rostro de la Mona Lisa encierra un rectángulo dorado pertecto. Después de Leonardo, artistas como Ralaei y Miguel ángel hicieron un eran uso de la Sección Áurea para construir sus obras. La impresionante escultura de Miguel Ángel El David se ajusta en varios sentidos a la Sección Áurea, desde la situación del ombligo con respecto a la altura, hasta la colocación de las articulaciones de los dedos. Los constructores de las iglesias medievales y góticas y de las catedrales europeas también erigieron estas asombrosas estructuras para adaptarse a la Sección Aurea. En este sentido, Dios realmente estaba en los números. LA SECUENCIA DE FIBONACCI En el suelo del lugar donde se encuentra el cuerpo de Jacques Sauniére al comienzo del libro hay escritos algunos números. Sophie, su nieta, reconoce la secuencia numérica y la interpreta como una señal de su abuelo, aunque lleva su tiempo que emerja su completa significación. Una vez que ella tiene la llave de la caja de depósitos del banco y comprende que necesita un número de cuenta para tener acceso a ella, las cifras se ordenan ascendentemente para darle la solución. La secuencia de Fibonacci es una secuencia infinita de número que comienza por: 1, 1, 2, 3, 5,8,13..., en la que cada uno de ellos es la suma de los dos anteriores. Así: 2=1+1, 3=2+1, 5=3+2, 13=8+5 . Para cualquier valor mayor que 3 contenido en la secuencia, la proporción entre cualesquiera dos números consecutivos es 1,618, o Sección Áurea. La secuencia de Fibonacci se puede encontrar en la naturaleza, en la que la flor del girasol, por ejemplo, tiene veintiuna espirales que van en una dirección y treinta y cuatro que van en la otra; ambos son números consecutivos de Fibonacci. La parte externa de una piña piñonera tiene espirales que van en sentido de las manecillas del reloj y otras que lo hacen en sentido contrario, y la proporción entre el número de unas y otras espirales tiene valores secuenciales de Fibonacci. En las elegantes curvas de una concha de nautilus, cada nueva circunvolución completa cumplirá una proporción de 1: 1,618, si se compara con la distancia desde el centro de la espiral precedente. Leonardo Fihonacci nació en Pisa. Italia, en 1170. Creció y fue educado en Bugia, norte de África (hoy llamada Bejaia, en Argelia), desde donde regresó a Pisa alrededor del año 1200. Fihonacci fue sin duda influido y posiblemente enseñado por matemáticos árabes durante este su periodo más formativo. Escribió muchos textos matemáticos e hizo algunos descubrimientos matemáticos significativos, lo que ayudó a que sus trabajos fueran muy populares en Italia y a que le prestara atención el Sacro Emperador Romano del momento Federico II. quien lo invito a su corte de Pisa. Fibonacci murió en 1250.

El cinturon fotónico

El CINTURON FOTONICO fue inicialmente descubierto cuando el famoso astrónomo británico Edmund Halley comenzó una serie de estudios sobre las Pléyades (conocidas por los Incas como: Las siete cabrillas) a comienzo del siglo XVIII. Halley es reconocido por su descubrimiento del cometa Halley, que parecía demostrar las leyes newtonianas del movimiento planetario. Halley descubrió que por lo menos 3 de las estrellas del grupo de las Pléyades no estaban en las mismas posiciones registradas en tiempos bíblicos por varios astrónomos griegos. La diferencia en la posición era ya tan grande en tiempos de Halley que era imposible afirmar quien estaba equivocado, los griegos o Halley. Este por consiguiente concluyo que las Pléyades tenían un desplazamiento predecible. Un siglo después se demostró la validez de sus observaciones, con las observaciones hechas por Frederich Wilhem Beseel. Quien descubrió que todas las estrellas en las Pléyades tienen un movimiento propio de aproximadamente 5.5 segundos de arco por siglo.

sábado, 9 de julio de 2011

SISTEMA ISHA - Unificar conciencia corazón

SISTEMA ISHA Al hacer este sistema unificaras con la conciencia-corazón. 

PRIMERA FACETA 
1.-siéntate o acuéstate cómodamente y cierra tus ojos. Permite que cualquier pensamiento que venga a tu mente pase suavemente. No intentes parar tus pensamientos, no trates de entrar en un estado de no-mente. En vez de eso solo deja que suceda lo que haya de venir. 
2.- ahora piensa: “Alabanza al amor, por este momento en su perfección” Piénsalo sin ningún esfuerzo, como lo harías con cualquier otro pensamiento, y sin tratar de entender su significado. 
3.-al mismo tiempo que piensas la faceta, pon tu atención profundamente en el área de tu corazón. 
4.-después de pensar la faceta, deja un espacio de algunos segundos, haz una pausa, espera unos momentos y repite de nuevo la faceta, lleva de nuevo tu atención al corazón y de nuevo deja un espacio. 
5.- continúa con esta forma por una hora, o puedes partirlo en dos tiempos de 30 minutos c/u. Nota: este ejercicio lo harás por 1 semana continua, sin música!, también te recomiendo que en lo que resta del día cada vez que te acuerdes repite la faceta y céntrate en el corazón, con los ojos abiertos si quieres. Mientras mas lo practiques mas unificado estarás.

SEGUNDA FACETA 
En la segunda faceta usamos la emoción de la gratitud, que surge como derivado natural del aumento de nuestra capacidad de apreciar. La segunda semana. 
1.-siéntate cómodamente y cierra tus ojos. Deja pasar cualquier pensamiento que venga a tu mente. Recuerda que son perfectos cualquiera de los pensamientos que vengan naturalmente. 
2.- Piensa la segunda faceta.”Gracias al amor, por mi experiencia humana en su perfección” píensela sin ningún esfuerzo, igual que cualquier otro pensamiento. 
3.- a medida que piensas la última parte de la frase, en su perfección, lleva tu atención profundamente dentro de tu corazón.
 4.- después de pensar la faceta, haz una pausa, luego de unos instantes repite la faceta. No es un mantra, que repite en cada respiración, debes dejar también los espacios libres centrándote en tu corazón. Nota: la segunda semana, deberás repartir el mismo tiempo entre tus dos facetas, esto es que no sueltas la primera para tomar la segunda, sino que las complementas. Sistema de 1 hora.-Harás 30 minutos con la faceta primera y luego 30 minutos con la segunda faceta. Si partes los tiempos será: 15 minutos con la primera faceta, e inmediatamente después 15 minutos con la segunda faceta. Dos veces al día. El tiempo que le dediques será con las dos facetas. Lo que resta del día repite con tus ojos abiertos o cerrados la faceta que se te venga a la mente, centrando tu atención en el corazón. 

TERCERA FACETA 
En la tercera faceta vamos a crear una verdad profunda que nos traerá de vuelta al amor por nosotros mismos. Este pensamiento nos llevara a abrasar nuestra perfección y reconocer que podemos re-crearnos en cada momento. 
1.-siéntate cómodamente y cierra tus ojos. Recuerda cualquiera que sean los pensamientos que aparezcan son perfectos, no los evites, solo déjalos pasar. 
2.- piensa: “amor me crea en mi perfección” recuerda pensarlo tal como lo harías con cualquier otro pensamiento, sin hacer ningún esfuerzo ni pensionarte.
 3.- al mismo tiempo que piensas esta faceta, coloca tu atención en lo profundo de tu corazón. 
4.- luego de pensar la faceta, haz una pausa. Después de unos instantes repite la faceta y de nuevo pausa etc. Nota: ahora que tienes tres facetas, úsalas la misma cantidad de tiempo cuando unifiques con los ojos cerrados, por ejemplo: Si vas a unificar por 1 hora, comienza con la primera faceta 20 minutos, después la segunda faceta otros 20 minutos y luego la tercera faceta otros 20 minutos. Si la haces en dos tiempos, pues 10 minutos cada faceta. Lo que resta del día cada vez que te acuerdes repite la faceta que quieras centrándote en tu corazón. Puedes hacer las facetas también cuando algo no este bien, cuando tengas algún problema esto te centrara y te llevara a la paz interior.

 CUARTA FACETA 
La cuarta faceta es la que completa las tres que ya hemos aprendido y se usara en la cuarta semana. 1.- siéntate confortablemente y cierra tus ojos, permite que tus pensamientos fluyan de modo natural. 2.- piensa “Ommm unidad”. Recuerda pensarlo sin esforzarte. 
3.- a medida que lo piensas, dirige tu atención recorriendo desde la base de la columna vertebral hasta la coronilla de tu cabeza. 
4.-después de pensar la faceta haz tu pausa y luego repite la faceta. Nota: esta semana complementaras tus 4 facetas. Si es de un tiempo de 1 hora será, 10 minutos con la primera faceta, 10 con la segunda, 10 con la tercera y 30 minutos con la cuarta Si es en dos tiempos, será 5 minutos con cada una de las tres primeras facetas y 15 minutos con la cuarta faceta. Recuerda que las tres primeras facetas se centran en el corazón y la cuarta en la columna vertebral. Lo que resta del día, repite cada vez que te acuerdes la cuarta faceta. Ya después del mes de ejercicios podrás hacerlo cada vez que así lo quieras. Tu serás una persona totalmente nueva, porque ya vives en conciencia en el aquí y ahora y disfrutaras el maravilloso mundo y la maravillosa vida que el Universo nos dio. 

Manejo consciente del tiempo

El tiempo como ya sabéis no existe, simplemente porque nada es estático, todo esta en movimiento, todo esta en vibración. Creéis que se mueve el tiempo, y el tiempo se mueve precisamente por la limitación que das permanentemente a cada episodio de tu vida. Esto es, permanentemente entras en medición de vuestros seres, frente a otros, solo con el animo de ser aprobado o no. Cuando ya sabéis que la única aprobación y validación que debe recibir vuestro ser es solo tu luz. Os recordamos la luz es la luz y solo brilla. Y en eso precisamente se sustenta la calificación interna que permanentemente os ofrendáis a vuestros seres. Porque cuando dejas de resonar con tu propio reconocimiento, es cuando vuelves vuestra esencia limitada y crees que solo os podéis expresar en un tiempo determinado. Si reconocieras vuestra esencia en su totalidad, entonces sabrías que no hay espacio, ni tiempo, simplemente porque no hay limitación. Cuando limitáis el alma, a espacios como la dualidad, estas condicionando vuestra esencia a dos caras de una moneda y estáis dejando de apreciar su increíbles brillos y tonos si la miraras mas de cerca. Desde la limitación de vuestro tiempo y espacio, os limitáis a las medidas del sentir solo la propia limitación. Quiere decir, te has encerrado en estructuras y cadenas que arrastran y solo ven dolor. Cuando sabéis que también se puede experimentar y crear la dicha perpetua y eterna. Cuando se crea en alegría, los procesos simplemente son sincrónicos y continuados. Un ser que esta en alegría simplemente quiere seguir en ese mismo sentido. Entonces la creación se siente y es perpetua. Manejar consciente el tiempo, entonces es simplemente vivir, no sobrevivir, porque son las cadenas, los apegos, las dependencias, los miedos, la necesidad de control y aprobación, los juicios a vuestros propios seres, los que crean cadenas, que por supuesto frenan los procesos. Paradójicamente es precisamente la manifestación de estos procesos de frenos, los que crean precisamente frenos. Es como una carretera que esta llena de limitaciones y baches, el flujo de los vehículos se vuelve mas lento y mas complejo. Por ello cuando vives a plenitud, creas con facilidad, y armonía, y por supuesto esa creación se vuelve auto-sostenida, eso es continua, sin interrupciones. La creación auto-sostenida y en libertad simplemente se expresa en abundancia y a todos los niveles. Os recomendamos que cuando entres en estados de temor y ansiedad, simplemente sonrías, y comiences a respirar profundamente. Como ya sabéis la respiración es simplemente la creación y des-creación de universos, partículas del cosmos. Mientras mas limpies la energía interna, y por supuesto la amplificación, vibración y resonancia que de esta emanara a través de tu respiración, mas fácil será la apertura de tu corazón, por ende tu ser brillara mas y mas, y los deseos mas recónditos de tu corazón, simplemente serán iluminados por otros, por simple vibración y resonancia, para que su manifestación se de instantáneamente. Esto simplemente por la mera resonancia y sincronicidad del amor. Una flor, o una especie de la naturaleza, simplemente es, disfruta tanto del camino como la meta. Gratamente, Zyntya 
 La Voz del Amor 
 Fuente: http://www.angelesamor.org/varios/manejo-consciente-del-tiempo.html

jueves, 7 de julio de 2011

Nada queda sin consecuencias...

"Cualquier manifestación (acontecimiento, acto, sentimiento, deseo, pensamiento), no puede existir aisladamente sin conexión con otro fenómeno. Cada manifestación tiene una causa y produce consecuencias más o menos importantes y más o menos lejanas. Esto es lo que podéis observar cada día en vuestra vida diaria. Supongamos que habéis pasado un buen día. Pero sucede que en el momento en que vais a acostaros, se produce un incidente que os inspira tristeza y desánimo: al día siguiente, cuando os despertáis, os dais cuenta de que todo lo bueno que vivisteis en el transcurso del día anterior se borró, para dar paso a lo que vivisteis en el momento de dormiros, y es esta penosa impresión la que ha permanecido. Diréis: «¿Pero cómo puede ser que este momento desagradable fuera capaz de borrar todo un día vivido en armonía y en paz?» Pues bien, precisamente porque nada queda sin consecuencias, y un malestar sentido al final del día se hará sentir hasta el día siguiente si no hacéis nada para neutralizarlo. Así pues, cuidado, vigilad el estado en el que os halláis en el momento de iros a dormir." Omraam Mikhaël Aïvanhov