domingo, 26 de junio de 2011

El canto del agua

El canto del agua dibuja estelas redondas, las piedras del fondo son espejos del sol transparente, la melodía que produce el agua es un canto de pájaro, canto de agua perdiéndose en el bosque, alzando mi voz al viento tan viento. Una cascada de agua cristalina trepa desde lo alto, y se deja caer suicidándose en belleza pura, en belleza entre mantos de agua. Mensajeros del viento en destierro mensajeros verdes en agua de cristal, hojas, belleza de tiempos de bosque, belleza que deslumbra espacios de luz y tibieza. Roce suave de hojas entre flores dormidas, flores en muros altos, flores de colores alcanzando el agua, revindico las miradas, miradas refrescándose en el bosque, miradas entre árboles centenarios. Texto de Alexis Coald Fuente: http://www.senderoespiritual.com/el-canto-del-agua/

sábado, 25 de junio de 2011

The Unforgiven, La trilogía - Metallica


The Unforgiven es el nombre que se le da a las tres canciones epónimas de heavy metal, que han sido incluidas en los álbumes Metallica (1991), ReLoad (1997) y Death Magnetic (2008), del grupo de thrash metal estadounidense, Metallica.
"The Unforgiven" es el cuarto sencillo de la banda de thrash metal Metallica de su álbum homónimo (también conocido como "Black Album"). Fue escrita por James Hetfield, Lars Ulrich y Kirk Hammett y producida por Bob Rock.
El baterista de la banda, Lars Ulrich, explicó que la banda quería intentar algo nuevo, con la idea de una balada, en vez de la melodía típica con los coros de heavy (como evidencia de sus baladas previas como "Fade to Black", "Welcome Home (Sanitarium)" y "One"), la banda optó por revertir la dinámica con heavy, distorsionando los versos y modificando la melodía de los coros, reproduciendo las guitarras clásicas y con una voz nueva denominada Crooner por parte de James Hetfield con el coro "So I dub the Unforgiven".
Composición y grabación
"The Unforgiven" fue el siguiente sencillo de Metallica, lanzado en 1991. El sistema compositivo del grupo consistía en la grabación de una canción más lenta con ideas románticas o más baladas, cambiaron el ritmo de su música casual a otro nuevo estilo con este sencillo.
El sonido de la introducción fue esencialmente tomado de Western y luego revertido así su recurso para estar cubierto, Hetfield después explicó esto en Classic Albums: Metallica - Metallica. Metallica nunca discutió de qué película fue sacada, esto es, probablemente, una pieza de música llamada "The Showdown", fue compuesta por Ennio Morricone en el año de 1965 y por Clint Eastwood en el filme de "Spaghetti Western" , For a Few Dollars More.
"The Unforgiven" fue tocada por primera vez en vivo en una gira mundial de Metallica llamada Nowhere Else to Roam desde 1991 a 1993, apoyado por The Black Album. Fue tocado otra vez en su gira mundial, Madly in Anger with the World Tour, desde 2003 al 2004 y en la gira Escape from the Studio '06. Ese fue la grabación más reciente durante una gira de estudio. También, la canción estuvo en el Top 40 hit on the Billboard Hot 100, con la posición número 35.
La versión en concierto de "Unforgiven" incluye un solo inédito al final de la canción, algo que la grabación original no posee.
La canción tiene dos secuelas de su tipo, en la forma de "The Unforgiven II", del álbum ReLoad y "The Unforgiven III" del álbum Death Magnetic.



New blood joins this earth
And quickly he's subdued
Through constant pained disgrace
The young boy learns their rules
With time the child draws in
This whipping boy done wrong
Deprived of all his thoughts
The young man struggles on and on he's known
A vow unto his own
That never from this day
His will they'll take away-easy
What I've felt
What I've known
Never shined through in what I've shown
Never be
Never see
Won't see what might have been
What I've felt
What I've known
Never shined through in what I've shown
Never free
Never me
So I dub thee Un-forgiven
They dedicate their lives
To running all of his
He tries to please them all
This bitter man he is
Throughout his life the same
He's battled constantly
This fight he cannot win
A tired man they see no longer cares
The old man then prepares
To die regretfully
That old man here is me
What I've felt
What I've known
Never shined through in what I've shown
Never be
Never see
Won't see what might have been
What I've felt
What I've known
Never shined through in what I've shown
Never free
Never me
So I dub thee Un-forgiven
What I've felt
What I've known
Never shined through in what I've shown
Never be
Never see
Won't see what might have been
What I've felt
What I've known
Never shined through in what I've shown
Never free
Never me
So I dub thee Un-forgiven
Whoa, whoa
Never Free
Never Me
So I dub thee Unforgiven
You labeled me
I'll label you
So I dub thee Unforgiven
Never Free
Never Me
So I dub thee Unforgiven
You labeled me
I'll label you
So I dub thee Unforgiven
Never Free
Never Me
So I dub thee Unforgiven

El Imperdonado 

Sangre nueva se une esta Tierra 
Y rapidamente él es sometido 
A través de constante desgracia dolorosa 
El joven aprende las reglas de ellos 

Con el tiempo el chico se acerca 
Este muchacho azotador lo hizo mal 
Privado de todos sus pensamientos 
El joven lucha y lucha, él conoce 
Una promesa para él mismo 
Que nunca a partir de hoy 
Le quitarán su voluntdad 

Estribillo: 
Lo que sentí, lo que supe 
Nunca brilló a través de lo que mostré 
Nunca existo, nunca yo 
No veré lo que pudo haber sido 
Lo que sentí, lo que supe 
Nunca brilló a través de lo que mostré 
Nunca libre, nunca yo 
Entonces os nombro imperdonado 


Dedicaron sus vidas 
A dirigir todo lo de él 
Él trata de complacerlos a todos 
Él es este hombre amargo 

Durante todo su vida lo mismo 
Constantemente combatió 
Esta lucha que no puede ganar 
Ellos ven un hombre cansado que ya no se preocupa 
El viejo entonces se prepara 
Para morir arrepentido 
Ese viejo de aquí soy yo 

(Estribillo) 

Tu me rotulaste 
Yo te rotularé 
Entonces os nombro imperdonado


The Unforgiven II


The Unforgiven II es una canción presente en el séptimo disco de Metallica, ReLoad, y que fue además editada como un single en 1998. Es una secuela del tema "The Unforgiven", que aparece en el disco Metallica (1991), la melodía es parecida a su predecesora, sin embargo al terminar los violines ésta comienza un poco más "heavy". Solamente ha sido interpretada una vez en directo, cuando recibió el premio del Billboard como artista del año en 1997.
El chico que aparece en el vídeo musical de la canción es el mismo que aparece en el de "The Unforgiven" pero con siete años más.


Lay beside me and tell me what they've done
And speak the words I wanna hear to make my demons run
The door is locked now but it's open if you're true
If you can understand the me then I can understand the you
Lay beside me, under wicked sky
Through black of day, dark of night, we share this, paralyzed
The door cracks open but there's no sun shining through
Black heart scarring darker still but there's no sun shining through
No there's no sun shining through, no there's no sun shining
What I've felt, what I've known
Turn the pages, turn the stone
Behind the door, should I open it for you?
Yeah, what I've felt, what I've known
Sick and tired, I stand alone
Could you be there
'Cause I'm the one who waits for you
Or are you unforgiven too?
Come lay beside me, this won't hurt I swear
She loves me not, she loves me still but she'll never love again
She lay beside me but she'll be there when I'm gone
Black hearts scarring darker still, yes she'll be there when I'm gone
Yes she'll be there when I'm gone, dead sure she'll be there?
What I've felt, what I've known
Turn the pages, turn the stone
Behind the door, should I open it for you?
Yeah, what I've felt, what I've known
Sick and tired, I stand alone
Could you be there
'Cause I'm the one who waits for you
Or are you unforgiven too?
Lay beside me, tell me what I've done
The door is closed so are your eyes
But now I see the sun, now I see the sun
Yes now I see it
What I've felt, what I've known
Turn the pages, turn the stone
Behind the door, should I open it for you
Yeah, what I've felt, what I've known
So sick and tired, I stand alone
Could you be there
'Cause I'm the one who waits
The one who waits for you
Oh, what I've felt, what I've known
Turn the pages, turn the stone
Behind the door, should I open it for you? (so I dub thee unforgiven)
Oh, what I've felt
Oh, what I've known
I'll take this key and I'll bury it in you
Because you're unforgiven too
Never free, never me
'Cause you're unforgiven too, oh oh
Written by James Alan Hetfield, Kirk L. Hammett, Lars Ulrich • Copyright © Universal Music Publishing Group


El Imperdonado II (También) 

Recuestate a mi lado, cuentame que han hecho 
Y di las palabras que quiero escuchar 
Para hacer que mis demonios corran 
Ahora la puerta está cerrada 
Pero está abierta si eres real 
Si tu puedes entender mi ser 
Entonces yo puedo entender el tuyo 

Recuestate a mi lado, debajo de un cielo malvado 
A traves de lo negro del día, lo oscuro de la noche 
Compartimos esta parálisis 
La puerta se abre en una grieta 
Pero no hay un sol brillando 
Corazón negro cicatrizando más oscuro aún 
Pero no hay un sol brillando 
No, no hay un sol brillando 
No, ningún sol brilla 


Estribillo: 
Lo que sentí, lo que supe 
Da vuelta las páginas, conviertete en piedra 
Detras de la puerta, ¿debería abrirla para ti? 
Lo que sentí, lo que supe 
Agotado y cansado, lo aguanto solo 
¿Podrías estar ahí? 
Porque yo soy quien espera por ti 
¿O tu también eres imperdonado? 

Ven recuestate a mi lado, esto no dolera, lo juro 
Ella no me ama, me ama tranquilo 
Pero nunca mas amará 
Ella se recostó a mi lado 
Pero estará ahí cuando yo ya no esté 
Corazón negro cicatrizando más oscuro aún 
Si, estará ahí cuando yo ya no esté 
Si, estará ahí cuando yo ya no esté 
Muerta seguro estará ahí 

(Estribillo) 

Recuestate a mi lado, cuentame que he hecho 
La puerta está cerrada al igual que tus ojos 
Pero ahora veo el sol 
Ahora veo el sol 
Si, ahora lo veo 


Lo que sentí, lo que supe 
Da vuelta las páginas, conviertete en piedra 
Detras de la puerta, ¿debería abrirla para ti? 
Si, lo que sentí, lo que supe 
Tan harto y cansado, lo aguanto solo 
¿Podrías estar ahí? 
Por que yo soy quien espera 
Quien espera por ti 

Lo que sentí, lo que supe 
Da vuelta las páginas, conviertete en piedra 
Detras de la puerta, ¿debería abrirla para ti? 
(Entonces os nombro imperdonado) 
Lo que sentí, oh, lo que supe 
Tomo esta llave y la entierro en ti 
(Nunca existo, te rotularé) 
Porque también eres imperdonado 
Nunca existo, nunca yo 
Porque tu también eres imperdonado.



The Unforgiven III

The Unforgiven III es una canción presente en el noveno disco de Metallica, Death Magnetic, lanzado el 12 de septiembre del 2008. Es una secuela del tema "The Unforgiven" (Metallica, 1991) y "The Unforgiven II" (ReLoad, 1997). A diferencia de las otra versiones de The Unforgiven, ésta empieza con un sonido de piano en la introducción de la canción y no con los clásicos violines, como en las versiones anteriores. Lo que lo diferencia de sus antecesores es que esta canción no cuenta con las clásicas líneas de: "What I've felt, What I've Known".
Es una canción con cambios de tiempo característicos, pero con una base de guitarra muy básica.
Fue tocada por primera vez en vivo el 14/04/10 en Oslo, Noruega.
Se cree que The Unforgiven III será la última secuela del tema The Unforgiven.[cita requerida]
Y también cabe mencionar que la canción fue nominada a un premio Grammy por mejor actuación de Hard Rock para los Grammys del 2010.



How could he know this new dawn's light
Would change his life forever?
Set sail to sea but pulled off course
By the light of golden treasure
Was he the one causing pain
With his careless dreaming?
Been afraid
Always afraid
Of the things he's feeling
He could just be gone
He would just sail on
He would just sail on
How can I be lost?
If I've got nowhere to go?
Searched the seas of gold
How come it's got so cold?
How can I be lost
In remembrance I relive
How can I blame you
When it's me I can't forgive?
These days drift on inside a fog
It's thick and suffocating
This seeking life outside its hell
Inside intoxicating
He's run aground
Like his life
Water's much too shallow
Slipping fast
Down with the ship
Fading in the shadows now
A castaway
Blame
All gone
Away
Blame gone away
How can I be lost
If I've got nowhere to go?
Search for seas of gold
How come it's got so cold?
How can I be lost
In remembrance I relive
And how can I blame you
When it's me I can't forgive?
Forgive me
Forgive me not
Forgive me
Forgive me not
Forgive me
Forgive me not
Forgive me
Forgive me, why can't I forgive me?
Set sail to sea but pulled off course
By the light of golden treasure
How could he know this new dawn's light
Would change his life forever
How can I be lost
If I've got nowhere to go?
Search for seas of gold
How come it's got so cold?
How can I be lost
In remembrance I relive
So how can I blame you
When it's me I can't forgive?
Written by James Alan Hetfield, Kirk L. Hammett, Lars Ulrich, Robert Aguirre Trujillo, Robert Augustine Trujillo • Copyright © Universal Music Publishing Group

¿Cómo podía saber que la luz de este nuevo amanecer de
Podría cambiar su vida para siempre?
Zarpar a la mar, pero salio fuera de curso
A la luz del tesoro dorado
¿Era él el que causa dolor
Con su negligente soñar?
Tenido miedo
Siempre con el miedo
De las cosas que siente
Él sólo podría ser pasado
Él acaba de navegar en
Él acaba de navegar en
¿Cómo puedo estar perdido?
Si no tengo a donde ir?
Se buscó en el mar de oro
¿Cómo es que tiene tanto frío?
¿Cómo puedo estar perdido
En el recuerdo yo revivo
¿Y cómo puedo culparte
Cuando soy yo no puedo perdonar?
Estos días a la deriva dentro de una niebla
Es espeso y sofocante
Esta vida que buscan fuera de su infierno
Dentro de embriagantes
Está encalladoAl igual que su vida
El agua es demasiado baja
Deslizamiento rápido
Abajo con el buque
Desapareciendo en las sombras ahora
Un náufrago
Culpa Todo se ha ido
De distancia
La culpa se ha ido
¿Cómo puedo estar perdido
Si no tengo a donde ir?
Busqué en los mares de oro
¿Cómo es que tiene tanto frío?
¿Cómo puedo estar perdido
En el recuerdo yo revivo
¿Y cómo puedo culparte
Cuando soy yo no puedo perdonar?
Perdóname
Perdona, no me
Perdóname
Perdona, no me
Perdóname Perdona,
no me Perdóname
Perdóname,
¿por qué no puedo perdonarme?
Zarpar a la mar,
pero salio fuera de curso
A la luz del tesoro dorado
¿Cómo podía saber que la luz de este nuevo amanecer de
Podría cambiar su vida para siempre
¿Cómo puedo estar perdido
Si no tengo a donde ir?
Busqué en los mares de oro
¿Cómo es que tiene tanto frío?
¿Cómo puedo estar perdido
En el recuerdo yo revivo
Entonces, ¿cómo puedo culparte
Cuando soy yo no puedo perdonar?

viernes, 17 de junio de 2011

La música que eliges, las flores que eliges...

A veces tomas decisiones por defecto. No logras tomar una decisión, entonces no tomas ninguna. También podría ser que, por defecto, hayas tomado la decisión correcta. Digo correcta de acuerdo a los términos en que tú percibes. Puede que no hayas cambiado una situación sino que te hayas quedado en ella. Unos años más tarde, puede que te estés preguntando cuán distinta sería ahora tu vida si hubieras dado ese paso que no diste. Comprende, que si hubieras dado ese paso, años más tarde, también podrías estar preguntándote cuán distinta sería tu vida si te hubieras quedado donde estabas y no hubieras hecho los cambios que hiciste. Esos no son cabos sueltos. Te moviste o no te moviste. O te moviste en cierta dirección y no en otra. Cómo podría haber sido tu vida si hubieras tomado otro camino es lo que se deben imaginar los poetas y escritores de ficción mientras que, tú, en tu vida, has recogido las rosas tal como lo hiciste, y no hay vuelta atrás al año pasado. Ahora hay distintas rosas que recolectar. Si te lamentas, deja de hacerlo. En este preciso momento, lo hecho, hecho está. Y aún así, hay otras opciones por delante. Todos los días estás haciendo elecciones. Todos los días eliges tu vida. Eliges tu vida con tus percepciones, y tus percepciones crean tus pensamientos, y tus pensamientos crean tus percepciones. Si no te gusta la melodía que estás cantando, siempre puedes cantar otra distinta. Piensa que todo el tiempo hay música de fondo. ¿Qué tipo de música has puesto? ¿Una banda de marchas? ¿Elegías? ¿Valses? ¿Melodías alegres? Tienes la posibilidad de elegir qué disco pones en la victrola de tu mente. ¿Qué música de fondo pones? ¿Eliges "Ay de Mí" o "Volvieron los días felices"? ¿Qué eliges una y otra vez? Los discos que pones son importantes. Me gustaría sugerirte que tires los discos viejos. Me gustaría sugerirte que no guardes una colección ni que comiences otra colección. Me gustaría sugerirte que todos los días encuentres un disco nuevo y mejor, y que lo reproduzcas. Sube el volumen. ¿Qué estás escuchando? Afuera hay un montón de canciones hermosas. Tienes muchas opciones. Y lo único que tienes que hacer en cualquier momento es elegir una canción. Eso es todo. Sólo una. Todos los días, la vida te ofrece un ramillete y te pide que elijas una a una las flores. Descubres más sobre ti de acuerdo a las flores que escoges. Seguramente, no elegirás flores marchitas. Y aún así, las flores de los pensamientos que sobrevivieron a su período de utilidad de alguna manera fueron escogidas, y a veces una y otra vez. Me gustaría proponerte que elijas la flor joven y fresca que está delante de ti. ¿Por qué no? Cuesta lo mismo. En realidad, cuesta menos. En realidad, no cuesta nada. Lo único que tienes que hacer es sacar la mano y escoger una flor fresca a la vez. Y mañana se te ofrecerá, otra vez, un ramillete del cual elegir. Puedes elegir flores que nunca antes hayas elegido, quizás nunca antes vistas. Sabes qué, recoge la flor más maravillosa. Extiende la mano y tómala. Elige una flor de un color hermoso, un color que te guste mirar. Elige una esencia que te gusta oler. Elige la flor que, al momento de elegir, sea la más encantadora. Y si todas las flores son supremas, recógelas a todas y préndetelas en la solapa. Traducido por: Cecilia R Fuente: http://www.senderoespiritual.com/la-msica-que-eliges-las-flores-que-escoges/

jueves, 16 de junio de 2011

Oración Celta para las mañanas

Amanezco hoy, Por la fuerza del cielo, La luz del sol, El esplendor del fuego, El resplandor de las llamas, La velocidad del viento, La rapidez del rayo, La firmeza de la roca, La estabilidad de la tierra, La profanidad del mar. Amanezco hoy Por la fuerza secreta y divina que me guía….

Mejor...

Al triste, no le preguntes la historia de su desgracia… Mejor dile que en ti tiene un amigo. Al que llora, no le escudriñes el origen de su llanto… Mejor dile que tu tienes un hombro, un pañuelo, una sonrisa. Al que anda tambaleante por la vida, no le analices por qué no ha llegado nunca a ninguna parte… Mejor dile que tú tienes una luz, un consejo, y un bastón por si llegara a necesitarlos. Al que anda sin templo, y sin oración, no le preguntes por qué es un descreído… Mejor enséñale de Dios, y mételo en el secreto de tu plegaria. A esos que hacen un caos de su vida, no les preguntes qué causa su confusión… Mejor enséñales el rastro sosegado de la fe, y el fluir constante de tu serenidad. Al que anda dolido y agotado con su cruz, no le preguntes por qué le pesa tanto… Mejor ponlo en posición de que Dios se irradie sobre él, y poco a poco le irá llegando su luz. Al que se resiste a seguir, y se siente vencido, no le andes por las normas, las deducciones y los raciocinios… Mejor dale la mano, y dile: "¡Voy contigo!" No le preguntes a cada uno su necesidad… Mejor demuéstrales que hay un Dios… hay una oración… ¡¡Y hay un milagro!! "Queridos hermanos, no se extrañen del fuego de la prueba que están soportando, como si fuera algo insólito. Al contrario, alégrense de tener parte en los sufrimientos de Cristo, para que también sea inmensa su alegría cuando se revele la gloria de Cristo. Dichosos ustedes si los insultan por causa del nombre de Cristo, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre ustedes. Que ninguno tenga que sufrir por asesino, ladrón o delincuente, ni siquiera por entrometido. Pero si alguno sufre por ser cristiano, que no se avergüence, sino que alabe a Dios por llevar el nombre de Cristo. Porque es tiempo de que el juicio comience por la familia de Dios; y si comienza por nosotros, ¡cuál no será el fin de los que se rebelan contra el evangelio de Dios! -Si el justo a duras penas se salva, ¿qué será del impío y del pecador?- Así pues, los que sufren según la voluntad de Dios, entréguense a su fiel Creador y sigan practicando el bien" 1 Pedro 4:12-19. Fuente: http://www.senderoespiritual.com/mejor-2/

domingo, 12 de junio de 2011

Yehudá Berg

Se requiere de mucha fuerza para poder ser simple. Fortalécete el día de hoy, toma las rutas poco complicadas. 
 Yehudá Berg

martes, 7 de junio de 2011

“La música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las cosas.” 
Platón 

Necesito un cambio

¿Cuántas veces nos hemos preguntado necesito un cambio?, esta pregunta generalmente surge cuando no recordamos QUIENES SOMOS, es decir constantemente estamos buscando nuestra identidad, la buscamos en la profesión, en la familia, en la pareja o en la sociedad, buscamos algo o alguien que nos conteste….que nos refleje, cuando ese reflejo nos cansa, buscamos uno diferente –al menos eso creemos- pero….. ¿Qué nos quiere mostrar esa necesidad de cambio? Lo que nos quiere decir es que no importa que hagamos las cosas en forma diferente, que busquemos sitios o personas diversas…. Hay una constante que siempre está ahí, que no cambia, que es certera: mi si mismo…..mi YO SOY. Toda esta situación de búsqueda externa en cosas diferentes o diversas nos encaminan a no buscar más fuera –una vez que lo hicimos cientos de veces- sino a mirar dentro, a reconocer que las situaciones externas pueden –aparentemente- ser diferentes, sin embargo eso no es real, lo real no cambia es constante. Pero es esta necesidad de cambio constante la que nos lleva en algún momento a reflexionar ¿Qué estoy buscando realmente? ¿Algo nuevo le dará sentido a mi vida? ¡He cambiado tanto y al final lo mismo….el hastío… el aburrimiento!. En esta reflexión radica el verdadero valor de cambio NO necesito cambiar, hay algo más que debo descubrir pues el cambio en si no me satisface, tal vez lo haga por un tiempo más al final regreso a la misma premisa. Es ahí donde empieza una búsqueda real de quien SOY, donde dejo de céntrame en lo externo y miro a mi mismo, donde empiezo a escucharme y conocerme. Donde regreso a ver mi Espíritu y dejo de lado mi ego -el cual constantemente me exige que cumpla hacia afuera-, mi Espíritu está ahí paciente, amoroso, sosegado, confiado que lo mirare en algún momento. Y cuando lo mire reconoceré que no importa si alrededor de mi cambia, si hay disturbios o situaciones adversas, eso no cambia ni inmuta lo que YO SOY. Todo esto surge como resultado de mi existencia humana en donde aparentemente los cambios son parte de ella, donde tengo pensamientos variados, donde hay diferentes razas, culturas, religiones, etc., todo esto es parte del juego… del velo, sin embargo la verdad es constante, lo que YO SOY no cambia, no importa lo del alrededor, puedo crear, vivir o hacer cosas diametralmente diferentes, más la constante ahí sigue, me abraza y me dice a cada momento: confía….confía, nada cambia, experimenta…..más nada cambia. La próxima vez que pensemos: necesito un cambio, mirémonos y encontremos ese sí mismo que nos llama para que lo reconozcamos y podamos ser un Espíritu celestial teniendo una experiencia humana, en donde todo es posible.
 Con todo mi amor, Rocío Marín, 
Fuente: http://www.abundanciainfinita.com/abundancia/necesito-un-cambio/